La inulina de agave pertenece a un grupo de azúcares naturales que provienen de las plantas, así es ¡un azúcar! sin embargo esta no es digerida por las enzimas digestivas, lo que quiere decir que el organismo humano no puede absorberla. En concreto la inulina de agave es un tipo de fibra prebiótica soluble, de la cual, podemos obtener grandes beneficios.

  1. Puede reducir el riesgo de padecer diabetes: En las personas con obesidad, el consumo de inulina favorece la pérdida de peso y a la vez disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades como la diabetes tipo 2, además, en personas que lamentablemente ya padecen esta enfermedad, el consumo de inulina de agave puede favorecer el control de la glucemia.
  2. Control de peso: El consumo de inulina de agave ayuda a generar un efecto de saciedad, controlando el apetito y favoreciendo la disminución de peso corporal.
  3. Salud Cardiovascular: Se ha demostrado en múltiples estudios que el consumo de fibras solubles (entre las que destaca la inulina de agave) contribuye con la reducción del colesterol total, colesterol LDL (malo) y triglicéridos, favoreciendo de tal manera la salud cardiovascular.
  4. Salud gastrointestinal: Ayuda a combatir el estreñimiento, además, estimula el desarrollo de bacterias benéficas en el organismo, lo que permite combatir a los microorganismos patógenos que se encuentran en el colon y, de ese modo, disminuir la recurrencia de infecciones y problemas digestivos.
  5. Puede reducir el riesgo de padecer cáncer de colon: Existen diversos factores que pueden propiciar el desarrollo de cáncer de color, entre ellos se encuentran los malos hábitos de alimentación, pues con ellos se generan sustancias que tienen actividad carcinogénica. Las dietas donde se incluye inulinas ayudan a fortalecer el crecimiento de organismos probióticos, los cuales, han demostrado reducir el riesgo de desarrollar cáncer de colon.
  6. Prevención del desarrollo de osteoporosis: El consumo de fibras prebióticas como la inulina de agave puede ayudar a combatir la osteoporosis debido a que facilita la absorción del calcio.
  7. Elevación del sistema inmunológico: Una de las grandes propiedades que se le atribuyen a la inulina es que puede aumentar la actividad inmunológica y ayudar de este modo a combatir el desarrollo de diversas enfermedades.

La inulina de agave se ha convertido en una herramienta que promueve un estado óptimo de salud, así que, no puede faltar en tu día a día, ya que con ella podrás Estar Bien y Sentirte Bien.