PROPIEDADES QUE VAN MÁS ALLÁ DE LOS HUESOS

Recientemente todos hablan de la vitamina D, y es que sin duda, esta vitamina resulta ser de gran importancia para nuestro organismo y por lo tanto para el cuidado y mantenimiento de nuestra salud.

¿Qué es y para qué sirve?

La vitamina D, es un micronutirmento esencial para la salud. Originalmente sólo se le relacionaba con el fortalecimiento de los huesos, ahora se sabe que interviene en el buen funcionamiento de la mayoría de nuestros órganos y tejidos y por supuesto su buen aporte es fundamental.

La vitamina D es indispensable para:

  • Favorecer el buen funcionamiento de huesos y articulaciones
  • Promover la función de los músculos
  • Fortalecer los dientes
  • Controlar la absorción de calcio en el intestino
  • Reducir la inflamación del cuerpo
  • Contribuir con el equilibrio hormonal
  • Regular el funcionamiento del sistema inmunológico
  • Reducir el estrés oxidativo
  • Crecimiento y desarrollo del sistema nervioso
  • Favorecer la óptima adaptación al estrés
  • La transmisión de señales entre las células
  • Favorecer el rendimiento intelectual
  • Prevención de algunos tipos de cáncer

Pero una duda bastante frecuente es ¿Obtengo suficiente vitamina D?

Pese a que su principal fuente es el sol, existen numerosos estudios que comprueban que incluso en lugares dónde se disfruta de buen sol un número importante de personas sufren de deficiencia de esta vitamina, y es que, existen diversos factores que pueden dificultar su absorción y síntesis como lo son; el color de la piel, el horario para la exposición solar, la estación del año, el uso de protectores o pantallas solares (ojo, con esto no quiero decir que es malo usarlas, al contrario), e incluso el tipo de actividad laboral así como el horario de la misma, ya que, existen personas que prácticamente no se exponen en ningún momento del día al sol debido a sus jornadas de trabajo tan extensas.

Entonces ¿Debemos tomar vitamina D?

Todas las personas somos buenos candidatos para tomar esta vitamina, sin embargo, existen ciertas circunstancias en donde se aconseja en mayor medida su consumo:

En caso de deficiencia

Osteoporosis

Problemas de salud como la depresión e hipertensión

Tener predisposición a algunos tipos de cáncer como el de mama o colon

Padecer alguna enfermedad respiratoria

En caso de padecer un problema con el sistema inmune, entre otros.

Por todo esto la vitamina D es considerada unas súper estrella entre todas las vitaminas, aprovecha todas sus bondades, tomo una buena dosis de sol, lleva una dieta saludable y elige complementos alimenticios que te aporten tan preciada vitamina, recuerda que su consumo es importante para estar bien y sentirte bien.